You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Loading...


Representante del Tronco Churro y de aptitud cárnica se localizaba en las zonas bajas del curso del río Guadalquivir, zonas de elevada humedad y salinidad, estando muy adaptadas a pastos salobres, y a caminar por zonas encharcadas, propias de las marismas donde se desenvolvía, que son fundamentalmente las de Huelva y algo en la provincia de Sevilla (Doñana). Su explotación era prácticamente extensiva estricta.

Es un descendiente del primitivo Ovis aries celticus y que da origen al tronco Churro. Esta población parece ser un resto de aquellos animales que, debido a las medidas proteccionistas que impedían los embarques hacia América de animales Merinos, llegaban a los puertos autorizados en la época de colonización. Tras las primeras exportaciones de Merinos dejan de bajar estos animales y quedan en libertad, aclimatándose por siglos a ese medio. Otra importante consecuencia, de este hecho, es que estos animales son los precursores de las poblaciones conocidas como ovinos criollos en multitud de latitudes y países en el continente americano, desde la raza Churro Navajo Sheep de los Estados Unidos de América a los ovinos patagónicos, pasando por las Canarias de lana, como demuestran algunos trabajos. Hoy en día son conocidas, también, como marismeñas, churras atlánticas o ganado Churro andaluz.

Su aptitud cárnica y su régimen de explotación extensivo la diferencia de la población Churra del resto de la Península y las acerca a la población de América.

La raza ovina Churra Lebrijana se encuentra catalogada oficialmente como raza autóctona amenazada, y aunque cuenta con varios rebaños distribuidos por las provincias de Sevilla, Huelva, Cádiz y Córdoba, todos ellos proceden de las cesiones o ventas que ha llevado a cabo la Diputación de Sevilla en la finca “Monte San Antonio” de Cazalla de la Sierra (Sevilla). Por tanto, se puede considerar que la finca “Monte San Antonio” es el principal reservorio de este importante patrimonio genético.

La Asociación Andaluza de Criadores de la Raza Ovina Churra Lebrijana se constituye en octubre de 2017. Nace de la colaboración entre varios criadores que han adquirido animales de la Diputación de Sevilla, así como de algunos miembros, aficionados a las razas autóctonas, que aún sin animales participan activamente en la misma.